Uniagraria desarrolla proyecto de fortalecimiento de procesos poscosecha en Anolaima

Con apoyo de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia, asociaciones de productores agrícolas elaboran productos como barras de cereal de aguacate y guayaba veganas.

En el marco de este proyecto, los productores se dieron cita en Bogotá en la Planta Piloto de Procesamiento de Alimentos de Uniagraria.  

Asociaciones de productores agrícolas del municipio de Anolaima desarrollan un proyecto de aprovechamiento integral de los frutos, en aras de optimizar las utilidades de las cosechas y fomentar el desarrollo local. El proyecto se lleva a cabo con el apoyo de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia, quienes orientan a los productores en términos de Buenas Prácticas de Manufactura, caracterización fisicoquímica y transformación de alimentos.

De esta manera, se han realizado capacitaciones a los productores en términos de almacenamiento  y transporte de los frutos (distribución, temperatura y condiciones de humedad) de tal manera que no se vea a afectada la calidad del mismo y así evitar pérdidas.

Sin embargo, no todos los frutos que se cosechan se comercializan en fresco, por lo que desde la Uniagraria se realizan capacitaciones para transformar estos frutos en productos que tengan una vida útil más larga y con un valor agregado.

Ejemplo de los productos que están en proceso de formulación son las barras de cereal con aguacate y las barras de guayaba. “El propósito es aprovechar integralmente los frutos y reducir el desperdicio, por ejemplo en el caso del aguacate usualmente se pierde la semilla y la cáscara; por ello, en el proyecto se están empleando las semillas como una harina que se está incorporando en la barra, aprovechando los efectos antioxidantes de las mismas” señala Jhoana Colina, docente de Ingeniería de Alimentos de la Uniagraria.

En el caso de las barras de guayaba se está aprovechando integralmente el fruto: la cáscara se está confitando en pequeños pedazos, la pulpa funciona en forma de bocadillo para compactar los cereales, al igual que las semillas, que se emplean en forma de harina.

Actualmente, estos productos están en las evaluaciones sensoriales de las formulaciones para definir el proceso y la barra definitiva. El objetivo final  es elaborar una planta de transformación de frutos situada directamente en el municipio de Anolaima, con el propósito de que sean comercializadas. Para lograr este objetivo, los productores cuentan también con el apoyo de un consultorio jurídico y contable por parte de la institución educativa.

Por todo lo anterior, y para continuar con la elaboración del proceso, los productores se dieron cita en Bogotá en la Planta Piloto de Procesamiento de Alimentos de Uniagraria.